Google+ Followers

miércoles, 4 de septiembre de 2013

NECESARIA A LA PAR QUE TRISTE DECLARACION DE PRINCIPIOS Y FINALES




En este tiempo que llevamos en Bezerradas Nocturnas dedicándonos al ingrato pero muy satisfactorio "arte" de la manipulación de imágenes para acompañar (satirizar, ridiculizar, destripar, masacrar..) noticias, mayormente en el ámbito nacional, hemos detectado un fenómeno que, cuando menos, nos parece preocupante: las adhesiones o deserciones según conveniencia.

No criticamos desde aquí el derecho del espectador de nuestra obra a retirarnos su apoyo cuando lo crea conveniente, pero no deja de sorprendernos la "coincidencia" de que los abandonos se producen exclusivamente cuando publicamos alguna/s viñeta/s crítica/s (o directamente burlona/s) con el PSOE.

Y la verdad es que nos parece muy triste por lo que tiene de síntoma del principal mal de este país: si no eres del Madrid eres del Barsa, si no eres evolucionista eres ultracatólico, si no eres del PP eres del PSOE...

En BZN seguiremos eternamente posicionados en el punto medio. Por supuesto que a día de hoy la mayor parte de los trabajos que hacemos tienen al PP en el punto de mira, lo mismo que a la familia de Juan Carlos y Sofía... porque hoy por hoy representan el poder y son los responsables y los causantes de nuestros más recientes males. El día que Alfredo Rubalcaba acceda a la poltrona gubernamental sabrá (o lo mismo no...) lo que es tenernos encima cada vez que nos toquen las pelotas.

Si usted, estimado lector, tiene por costumbre el posicionarse fanáticamente en un bando, queremos que sepa que le respetamos por completo, pero que BZN no es su lugar, así de claro. PP, PSOE, UPyD, IU, CCOO, UGT, CNT, USO, PNV, BNG, etc, etc, etc... Todos y cada uno de los distintos agentes sociales de este país son susceptibles de ser criticados o censurados en sus conductas. Y consideramos que el que no reconozca ese principio debería poner como página de inicio de su navegador la página de su partido, y jamás salirse de ahí, que internet es muy malo...

¡Ah! Y después está eso que se llama sentido del humor. Pero bueno... de los milagros que se ocupen otros.